Tuya Aurea

Tuya Aurea
2do.Premio Miyamoto 2005

Juniperus scuamata

Juniperus scuamata
3er.Premio Miyamoto 2005

miércoles, 15 de septiembre de 2010

CON USTEDES...KARIM ALFARO

Se me hace un poco complicado pensar la fecha exacta de cuando comencé a hacer bonsái por primera vez, porque en casa siempre hubo bonsái, mi mamá comenzó sus primeras clases cuando mi hermano y yo éramos muy pequeños y mi hermanita era un bebé, así que desde que tengo memoria en casa teníamos estos arbolitos que se podaban religiosamente, que llevaban alambres, y que cada vez que nos íbamos de vacaciones había que ver como arreglar que alguien viniera a regar, porque de lo contrario era como que nos quedáramos alguno de la familia sin poder comer durante las vacaciones, es decir un crimen.
Así que para no entrar en detalles de la edad, vamos a decir que en contacto con el bonsái debo tener unos 25 años, durante todo ese tiempo he visto muchos árboles en casa, al principio todos eran de mi mamá, luego llegaron los de mi hermana también, y por ultimo los míos, como se imaginaran, han sido muchos árboles, y a estas alturas los árboles se vuelven una propiedad de toda la familia.

Este pithecellobium, no recuerdo en que momento llego a nosotros, así que debe ser de los mas viejos que hay en casa; se que durante mucho tiempo lo trabajo mi mamá, pero como ella lo llamaba el quiebracho de klau, supongo que fue mi hermana quien lo colecto. Este arbolito para cuando lo agarre yo venia de recuperarse de una plaga recurrente que lo había dejado en el dolor, así que aunque había tenido una época bellísima, este no era exactamente su mejor momento, pero sin embargo seguía siendo interesante.

Para mediados del 2008 surgió el concurso Progresivo de una pagina que se llama Knowledge of Bonsai, y una de las categorías era Progressive Water and Land Penjing. La verdad no soy de hacer penjing, pero los concursos (y competir) me aceleran la imaginación, y luego de ver el primer trabajo que entro en concurso, decidí que tenia que participar. Así que inspirada por ese trabajo me propuse hacer una propuesta y recrear un paisaje costero, que es una de las principales premisas en la reglas del penjing, pero con una estética mucho mas cercana a mi propia geografía.




Así que a dos días de la fecha limite para el concurso, tome el Pitheco de toda la vida y lo junte a un montón de arbolitos que son producto de las estacas que vamos cortando cada vez que se poda en casa. Estas son las fotos que envíe al concurso:

Las piedras para el penjing tiene que ser todas del mismo tipo y no se usan coralinas, estas la encontramos cerca del mar, se cortaron con un disco de diamante, como no es tan fácil cortarlas, cuando consigo quien me las corte, corto muchas y luego las guardo para futuros trabajo.

De ser mas organizada tendría que haber hecho esto mínimo dos meses antes del concurso, para luego tomar una foto donde el progreso fuera mas notorio, porque eso es lo que se busca en estos concurso progresivos, que debo decir, para mi son los mas didácticos, tanto para el que mira como para el que participa, ya que te obliga a hacer un registro, y mirar este registro. Mirar el registro es el como cuando nos vemos a nosotros mismo en una foto, a pesar de vernos en el espejo a diario, es a través de la foto que nos damos cuenta que nos hace falta un nuevo corte de pelo o una dieta.

Esta es la foto final del concurso:


No gane, y los jueces lo comentaron así:

Judge Morten Albek scored 6
Judge Warren Hill scored 6
Judge Marco Invernizzi scored 5
Total score 17
Total average score 5.66

Judge Comments:
MA- "Se ve en este penjing una clara idea del paisaje costero, con el viento soplando desde el mar. Rocas, arena y plantas están bien organizadas aunque a una especie más fuerte pudo ser elegido para hacer la imagen realmente convincente. Un buen esfuerzo y una buena idea."
WH- "Una Composición dinámica, sin embargo, el material vegetal no se ajusta muy bien al estilo (Fukinagashi). Una mejora ocurriría si el grupo de árboles fuera movido hacia la izquierda, creando un diseño más asimétrico.
El Bonsai tiene esto, es mucho mas que la suma de sus partes, es un camino que se enriquece con los años y con las ganas, y siempre se puede ir un poco más allá. Luego de un año este penjing estaba realmente hermoso y aunque me gustaba mas que cuando lo hice, había “algo” que podría mejorar, pero no estaba muy segura de que, así que volví a los comentarios de los jueces y me quede con esto de “creando un diseño mas asimétrico”
Entonces en un tratar de ser mas organizada hace un mes lo sometí a un remodelación y así hacerlo parte de este blog.

Así esta ahora.
Esta bandeja mide 120 cm. de ancho

La diferencia mas obvia, el cambio de dirección, lo hice porque el árbol principal cuando estaba sembrado individualmente tenia la inclinación del primer penjing, pero luego mirando un poco mejor, adquiría mas importancia en conjunto sembrado en sentido contrario; y para hacer uso del consejo que recibí en el concurso, decidí subir un poco el relieve para marcar la triangularidad y formar el volumen del verde mucho mas compactado hacia izquierda. Al final el resultado me parece más creíble como Fukinagashi, como que el viento sopla de una manera más lógica .
Una de las partes mas divertida del bonsái es esa posibilidad de cambiar, de mejorar, esa que te dispara la imaginación y te pone a soñar con cómo será el árbol en unos años; y una de las mas difícil es ver los defectos en los árboles que mas nos gustan y/o que tienen un montón de años con nosotros, así que los que los invito a mirar de nuevo estos árboles en sus jardines, a dejarse llevar por la inspiración, a recordar un paisaje, una estación, y cambiarle una vez mas la historia a ese arbolito, les aseguro que lo van a disfrutar.

Muchas gracias Eduardo por dejarme compartir este trabajo con ustedes!

Karim


BUDI SULISTO, KARIM Y MACHO MARIN

*Karim Alfaro es de Venezuela, ha participado en numerosos eventos y concursos en varios paises de America y Europa. En la World Bonsai Convention 2009, realizada en San Juan Puerto Rico recibió el premio Nuevo Talento. Es gran amiga de Nacho Marín, otro grande de Venezuela.

Ha estrechado lazos de amistad con Marita Gurruchaga, Sergio Luciani, Pablo Filgueira y Liliana Stagnaro; de nuestro país.

CONVENCION MUNDIAL DE BONSAI, PUERTO RICO 2009